El Rincón de AsesorarYo a Boston y tu a picar IMPUESTOS

Vuelta de Semana Santa, paz, tranquilidad, sosiego y relax and café con leche con la que venías de la playa, de la montaña o del pueblo:

A la porra en menos media hora en el despacho

Media hora en la que te has encontrado con:

–          37 llamadas que devolver

–          26 correos que contestar

–          Un BOE para estudiar con las normas de cotización como si fuera la legalización del PCE por Adolfo Suárez con alevosía en Jueves Santo.

–          Tres quejas de clientes que no quieren pagar no se qué leches (a mí no se quién, no se cual día, me dijo que entraba todo)

–          Una persona trabajadora que no se persona a tiempo, porque tiene al niño malo y otra persona que se da de baja por depresión.

Entonces      Miras el calendario y te pones a temblar:

–          Día 1 de abril mes de impuestos.

–          Día 3 comienza la campaña de la Renta.

–          Día 30 de abril último día para presentar libros.

Lo que quiere decir:

Impuestos

–          Pedir facturas, picar facturas, avisar clientes, enfadar clientes con importes (porque pago si yo no gano), cambiar importes y facturas (en algunos casos chanhus puros). En el mejor de los casos domiciliar hasta el 17 y en el peor andar pidiendo NRCs hasta el mismo 22.

–          Malas caras en el despacho, estrés, carreras, quedarse horas e incluso algún finde currando.

–          Malas rollos con clientes, que no entienden de que va la vaina, que “se la pela” tu trabajo y el de tu equipo. Que gane lo que gane, no quiere pagar un chavo y que no entiende que “el IVA no suyo” y no sabe porque tiene que pagar un pastizal a estos “tales y pascuales” por lo que “se va a planar con una escopeta en hacienda o en tu despacho” a elegir.

–          Fallo ocasional en el ERP con una actualización o con la plataforma “noseque” (que es la leche, pero que a veces peta sin saber el cómo o el porqué).

Renta

–          Los medios comienzan a bombardear: ”… dale a un botón y tienes los cuartos en tu cuenta ya…” o “… usa nuestra el APP de “Devolviendoatodios” que es super fácil y a todo el mundo le devuelven lo más de lo más…”

–          Clientes de renta llamando, que la quieren para ya, porque les van a devolver la leche y voy “más apretaos que el Barça de Laporta”.

–          Algún despacho medio pirata ofreciendo “rentas a 25 Euros la docena, aunque tengas cryptos y hayas vendido dos casas” con devolución garantizada.

Libros

–          Tienes 8 o 10 contabilidades sin cerrar, porque el cliente no te ha aclarado la 555 (que es más larga y pesada que Vinicius protestando), tienen la caja negativa o pretenden que hagas malabares con las existencias para ganar pasta y pedir un préstamo sin pagar un céntimo de impuestos (los panes y los peces versión asesor playero).

Y tú, como si fueras el Cholo, cuando se cruza al Madrid en la Champions, te preguntas:

–          ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

 

–          ¿Me tiro por la ventana y desaparezco?

 

–          ¿Se puede salir de esta carrera de la rata?

SI SE PUEDE

Te aviso que no es fácil.

 

Te aviso que lleva tiempo.

Te aviso que, como toda medicina, al principio es amarga, pero luego alivia.

Y por último Te aviso que yo la semana que el día 10 de abril me voy a Boston hasta el día 20 (corro el maratón de Boston el día 15).

Si quieres saber como es posible que yo me largue pleno trimestre, podemos agendar una llamada y te explico como te puedo ayudar.

Mientras si mañana te quieres meter aquí, podrás ver una entrevista con un Asesor con Marca, José Antonio Avellaneda de Ecovis Ibiza y autor de la Newsletter diaria El libro negro del asesor.

ASESORES CON MARCA, 4 de abril a las 12:15 J.A. Avellaneda

 

Que la fuerza te acompañe.

 

PD: Un asesor con el estoy trabajando me dijo que esto se trabaja semana a semana y que a veces son “dos pasitos “palante” y un pasito “paatrás”, pero que se termina avanzando y que ya va viendo luz.

 

#lamarcapersonaldelasesor