BlogArguiñano foto Expansión

Decía Carlos Arguiñano que el comer es el único placer que podemos practicar con los pantalones subidos.

Aunque con el precio de todo, parece que hasta de ese placer nos van a privar.

O pasará como con “lo único”, una buena cena al mes y el que toca, que hay veces que los impares…

Sea como fuere, tú en tu empresa y yo en la mía, estamos viendo un día si y otro también una escalada de precios sin parangón en los últimos 40 años.

  • ¿Qué hago yo con los precios de mis productos/servicios en mi empresa? ¿Los subo o los mantengo absorbiendo del margen?

La solución nos la da la fisiología, cuando dice que es imposible el absorber y soplar a la vez.

Arguiñano foto Expansión

Arguiñano foto Expansión

Esto es, si todos en nuestras respectivas empresas, venimos ya “con el culillo apretao” después de la crisis del 2008 y la pandemia, es casi imposible que absorbamos a largo plazo las subidas de precios sin “jugarnos el gabys”.

Nadie nos garantiza que esto vaya a terminar con la guerra, más bien al contrario.

Ya sabes que los economistas te darán la solución sobre lo que tendrías que haber hecho ahora, en el año 2025 cuando hagan la predicción de lo que ha ocurrido.

Pero la historia nos dice que una inflación cercana a dos dígitos y con un nivel de liquidez tan brutal como el que hay, no se disuelve tan rápido como la robustez del equipo de Ancelotti.

Por lo que, como yo soy abogado y encima de pueblo, te daré algún consejo más práctico.

  1. Haz acopio de productos no perecederos, no sin antes, conseguir un buen acuerdo con tus proveedores, con respecto al precio y a la forma de pago.
  2. Redimensiona tus precios y no cierres acuerdos con tus clientes sobre los mismos más allá de un par de meses.
  3. Procura poner en esos acuerdos una cláusula de escape, para no quedarte “colgado de la brocha” con el precio que cierres.
  4. Pon al día el presupuesto de empresa y ve actualizándolo, es un documento vivo.
  5. Si no tienes presupuesto, hazlo ya.
  6. Ten al día tu contabilidad y revísala, con una periodicidad nunca superior a un mes.

 

Y para terminar piensa que:

  • Todos los acuerdos que tomes con tus clientes
  • Todos los acuerdos que tomes con tus proveedores
  • Todos los acuerdos que tomes con tus trabajadores

 

Todos todos todos, tienen que partir siempre del principio GANAR=GANAR.

Si no ganan ambas partes, ambas partes tarde o temprano terminarán en el RINCHY.

Que la fuerza te acompañe.