BlogNo gracias

Podemos decir que esta semana comienza el año empresarial. Se acabaron las festividades, comenzaron los coles y continúan los contagios a “tutiplén”.

Las bajas por la Covid, sea Ómicron o quien fuere, están disparadas. Rara es la empresa que no tiene dos o tres trabajadores confinados, con o sin síntomas. Yo mismo he pasado por ese mismo proceso.

Por suerte sin mayor contratiempo, que un día algo afónico, sin más. Se que no todo el mundo tiene tanta suerte y muchos lo pasan mal varios días.  Sea como sea, aquí lo que nos preocupa es el agujero que hace en nuestras empresas.

Puestos que quedan desatendidos, retrasos en la producción, clientes insatisfechos, roturas de stocks y un largo etcétera. Todo ello por no hablar, del daño que produce en un sector ya de por si dañado, como es el de la hostelería. La gente se retrae, como es normal.

Por lo que nos dicen y por lo que nos venden, en dos o tres semanas esto empezará a aflojar.  Habrá por tanto que esperar, que esto quede como decía el gran Joaquín Sabina, en “una mala gripe que había que pasar”.

Mientras te aconsejo que empieces a empaparte de una nueva subvención, cuyo plazo para solicitar todavía no ha salido, pero que está ya en marcha: Kit Digital.

Si me sigues, me habrás oído decir muchas veces, que ninguna empresa, debe girar en torno a una subvención. Si tu proyecto está colgado de una subvención, es posible que al final te quedes colgado de la brocha.

Pero también me habrás oído decir, que hay que tratar de aprovechar todo lo que venga. Siempre dentro de la más absoluta legalidad y honestidad.

Si combinamos esta cuestión con la urgente necesidad que se palpa de adaptarse a la transformación digital, esta subvención viene al pelo.

De nada valdrá en un año o así, quejarse de “amazones” o similares. Estás a tiempo de sentarte, pensar y dar el paso.

Ojo dalo en ese orden, no intentes transformar tu empresa al entorno digital “a lo me cagoenlá”, porquelo único que vas a hacer es gastarte los cuartos, sean de una subvención o tuyos propios, para el caso da igual, frustrarte y perder una oportunidad en la que puede estar el futuro de tu empresa.

Si necesitas ayuda al respecto, búscala. Pero ojo no en el primero que pase, que te llame o que te quiera “vender una web”. Este paso es fundamental para tu proyecto, puesto que depende de como lo des, igual el mismo en un año no existe. Si quieres que te ayude ya sabes donde me tienes y para terminar una imagen que espero te haga reflexionar.