BlogFoto de luccas en Unsplash
  • ¿Pedro y dónde encuentro los principios y valores de mi empresa?

En ese momento, en mitad de la mentoría que mantenía con mi cliente, me quedé callado, quizá pensando absorto en lo que iba a contar sobre el origen del mundo y que leí en no se que libro, hace no se cuanto tiempo.

Hace ya mucho tiempo, cuando la tierra era joven, se reunieron los sabios primigenios, con el afán de dotar de poder e inteligencia a una de las especies de la Tierra. Una vez que decidieron que esa especie fuera la nuestra, uno de ellos dijo.

  • Hemos de tener cuidado con respecto a donde ponemos el verdadero poder de los hombres, acordaos del fracaso que tuvimos con los saurios.
  • ¿Qué os parece si lo ponemos en la montaña más alta?
  • No no, yo creo que con el tiempo llegarán a conquistarla. Creo que sería más difícil en el fondo del mar.
  • Discrepo -dijo otro- llegarán igualmente y estarán perdidos.
  • Lo mismo pasará si los ponemos en la Luna. No has dicho nada, antes de que salgas corriendo ¿Cuál es tu opinión Gandalf?

Y así Gandalf, al que unos llamaron el Gris, otros el Blanco y con que con el tiempo se fue a vivir con los Elfos, tomó la palabra.

Foto de luccas en Unsplash

Foto de luccas en Unsplash

  • Yo sin duda lo pondría en el corazón de los hombres, les hemos dotado de tantas capacidades, que las mismas les impedirán mirar en su propio corazón para encontrarlos.

Y desde aquél día, la verdadera fuerza, el verdadero poder de los humanos, residen en el interior de nuestro corazón.

Por lo que por propia traslación, el poder, los principios y valores de mi empresa, de la tuya, de la de enfrente, están en el mismo corazón de todos los que la forman.

Por tanto, para encontrarlos, mira primero en tu interior y el de todas las personas que forman tu organización, para que puedas encontrar esos principios y valores. Y si una vez que lo hayas hecho, no los ves es porque o  no has mirado de verdad o porque tienes una organización sin corazón, sin alma y condenada al fracaso.

Antes de que esto te ocurra, antes de que el fracaso te alcance, define esos principios y valores, siempre desde la premisa de la honestidad contigo mismo y con los demás.

Espero que tanto en la búsqueda como en la definición de esos principios y valores, la fuerza te acompañe.