BlogVolver volver

“Este amor apasionado
Anda todo alborotado
Por volver
Voy camino a la locura y aunque todo me tortura
Sé querer”

Seguramente si tienes un establecimiento afectado por las limitaciones de la normativa COVID (por ejemplo, la hostelería o los gimnasios en Guadalajara) no tendrás muchas ganas de cantar o tararear a Vicente Fernández, con su “Volver, volver, volver”.

Teniendo siempre en cuenta que todos estamos afectados en mayor o menor medida, estarás conmigo que esta canción tiene cierto paralelismo con lo que está sufriendo el empresariado en su conjunto.

Cierro, abro, abro cierro, con terraza, sin ella, con 6, con 4, con clases, sin ellas.

“Nos dejamos hace tiempo
Pero me llegó el momento
De perder
Tú tenías mucha razón
Le hago caso al corazón
Y me muero por volver”

Está claro que te mueres por volver, por volver a lo de antes de marzo del 2020, a esa vieja normalidad, que de vez en cuando nos prometen, pero que en verdad nunca acaba de llegar.

Querido lector, querido empresario, seas del gremio que seas, te voy a dar una mala noticia, que creo que ya te supones.

ESO NUNCA VA A VOLVER

“Yo sé perder, yo sé perder
Quiero volver, volver volver”

Por tanto ¿qué te queda? ¿qué nos queda?

ADAPTARNOS, así con mayúsculas y sin más. No entraré a valorar lo acertado o no de las medias. Si había o no otras o si en otro sitio se tomaron estas o aquellas.
Volver volver
A ti y a mí como empresarios, lo que nos importa es nuestra empresa, nuestro emprendimiento y como sacarlo adelante. Los lamentos de poco nos valen.

Entiéndeme bien, no digo que no se proteste. Creo que hay que protestar allí donde se pueda cambiar algo. Pero después de protestar y hasta que la cosa cambie, hay que adaptarse para sacar adelante nuestra empresa.

Soluciones hay ¿son difíciles? por supuesto, si fuera fácil no seríamos empresarios. Pero haberlas las hay.
Si quieres que te ayude a encontrarlas, ya sabes donde encontrarme.

“Aaah ah ah ah ah
Y no vuelves porque no quieres, papacito
Nos dejamos hace tiempo
Pero me llegó el momento…”

PD: Vicente Fernández también era de Guadalajara. De la otra de la de Méjico, pero Guadalajara al fin y al cabo.