Blog AsesoríaDeclaración de la renta

Si te enfrentas a la tarea de presentar tu declaración de la renta, es probable que te estés preguntado si es mejor hacerlo de forma conjunta o separada.

La decisión no es fácil, ya que puede tener un gran impacto en tus impuestos y en tu situación financiera en general. Por eso, en este artículo, nos proponemos ofrecerte toda la información que necesitas para tomar la mejor decisión según tu situación particular.

Declaración de la renta conjunta

Ventajas de la declaración conjunta

Optar por una declaración de la renta conjunta puede ser una opción beneficiosa si estás casado o tienes una unión civil. Algunas de las razones para considerar esta opción son:

  • Reducción de la carga fiscal: Al combinar los ingresos y deducciones de ambos cónyuges, es posible obtener un resultado fiscal más favorable.
  • Mayor límite de deducciones: En muchos casos, al presentar una declaración conjunta, el límite de deducciones aumenta, lo que puede resultar en un ahorro significativo.

Sin embargo, antes de decidirte por esta opción, es importante tener en cuenta ciertos aspectos, como:

  • Responsabilidad solidaria: Al presentar una declaración conjunta, ambos cónyuges asumen responsabilidad solidaria sobre la totalidad de la declaración de la renta, incluidas las deudas tributarias.

Características del proceso de declaración conjunta de impuestos

Al determinar la obligación de presentar la declaración de impuestos sobre la renta, se aplican criterios de tributación individual. Esto implica que los ingresos y las deducciones se evalúan de manera independiente, sin multiplicar o aumentar en función del tamaño de la unidad familiar.

La suma de todas las rentas percibidas por los integrantes de la familia se utiliza para calcular el impuesto adeudado.

Es importante tener en cuenta que, a menos que la normativa fiscal lo establezca específicamente, la presentación conjunta de la declaración de la renta no amplía los límites de deducción disponibles.

La cantidad mínima que puede ser deducida por contribuyente asciende a 5.550 € anuales, independientemente del número de miembros que compongan la familia.

Además, optar por la presentación conjunta puede otorgar ciertas reducciones en la base imponible:

  • Una reducción de 3.400 € anuales si el núcleo familiar está constituido por un matrimonio no separado legalmente y hijos menores o mayores con discapacidad que residan en el mismo hogar.
  • Una reducción de 2.150 € anuales si se es padre o madre soltero/a, viudo/a o separado/a legalmente, y se convive con hijos menores o mayores con discapacidad. (Cabe destacar que esta reducción no aplica si se comparte la residencia con el padre o madre de alguno de los hijos, quien también forma parte de la unidad familiar).

¿Quién puede realizar una declaración conjunta de impuestos sobre la renta?

Las condiciones para optar por una declaración conjunta son las siguientes:

  • Cónyuges legalmente casados, acompañados de todos sus hijos menores de edad o mayores que han sido declarados incapacitados judicialmente.
  • En el caso de parejas de hecho no casadas legalmente, únicamente uno de los miembros puede conformar una unidad familiar con todos sus hijos menores de edad o mayores incapacitados judicialmente. El otro miembro debe presentar su declaración de la renta de manera individual.
  • En situaciones de separación o divorcio, la posibilidad de presentar una declaración conjunta se otorga al cónyuge que tiene la custodia de los hijos en el momento en que se origina el impuesto sobre la renta, ya que convive con ellos.
  • En casos de custodia compartida, cualquiera de los dos progenitores puede optar por la tributación conjunta, mientras que el otro puede elegir presentar su declaración de manera individual.

Declaración de la renta individual

La elección de presentar una declaración por separado puede ser más ventajosa en ciertas situaciones, tales como:

  • Responsabilidad individual: Al presentar declaraciones separadas, cada cónyuge asume únicamente la responsabilidad de sus propios ingresos y deducciones, lo que puede resultar beneficioso en caso de discrepancias financieras o desacuerdos.
  • Elegibilidad para deducciones específicas: En ocasiones, la presentación de una declaración de la renta separada puede proporcionar acceso a ciertas deducciones o créditos fiscales que no están disponibles en una declaración conjunta.

Beneficios de la declaración individual de impuestos

Al elegir presentar tu declaración de impuestos de manera individual, es crucial tener en cuenta las siguientes ventajas:

Separación de ingresos:
Cuando optas por tributar de forma individual, es necesario separar y especificar los ingresos de cada individuo. Esto implica identificar ingresos provenientes del trabajo, actividades económicas y otros elementos patrimoniales, como alquileres de propiedades, pensiones de viudedad, planes de pensiones, seguros, cuentas corrientes e inversiones.

Por ejemplo:
Imagina una pareja casada donde ambos tienen empleos, pero también reciben ingresos de alquiler de propiedades. Al presentar las declaraciones de impuestos individualmente, cada uno debe declarar sus propios ingresos por trabajo, así como los ingresos por alquiler de las propiedades a su nombre. Esto simplifica el proceso y elimina la necesidad de dividir ingresos y deducciones conjuntas.

Menor acumulación tributaria:
Con la presentación de declaraciones individuales, los ingresos no se acumulan, evitando así potenciar la progresividad de la escala de impuestos. Esto puede resultar en un menor impuesto total a pagar.

Por ejemplo:
Imagina que tu tienes un empleo a tiempo completo mientras que tu pareja trabaja como autónomo. Al optar por presentar declaraciones individuales, cada uno puede declarar sus propios ingresos y deducciones relacionadas con su trabajo específico.

Mayor mínimo personal:
La reducción en la base imponible por declaración conjunta para parejas casadas es de 3,400 €, mientras que el mínimo personal para una declaración individual es de 5,550 € para cada cónyuge. Optar por declaraciones individuales puede conducir a una reducción mayor de la base imponible, ya que se pueden aprovechar los 11,100 € que suman las reducciones por presentarlas por separado.

Por ejemplo:
Imagina que tienes una hipoteca sobre tu vivienda, la cual está únicamente a tu nombre. En esta situación, al presentar una declaración individual, puedes reclamar deducciones por los intereses hipotecarios pagados y los impuestos a la propiedad sin depender de la situación financiera o de propiedad de tu pareja o cónyuge. Esta ventaja te permite maximizar tus beneficios fiscales basándote únicamente en tu propia situación económica, lo que puede resultar en un ahorro fiscal significativo para ti sin considerar las circunstancias de tu pareja.

Obtén la mejor asesoría para tu declaración de impuestos

La decisión entre presentar una declaración de la renta de manera conjunta o individual depende de una serie de factores, que van desde el estado civil hasta los ingresos y deducciones de cada contribuyente, como ya has podido apreciar.

No obstante, es posible que aún te sientas abrumado por este proceso. En Asesoría Toledo, contamos con un servicio específico para la declaración de la renta 2023 a presentar  en 2024. Gracias a la experiencia de nuestro equipo de asesores fiscales y sus conocimientos en materia tributaria, podemos orientarte hacia la opción más ventajosa y optimizar tu declaración de impuestos.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros hoy mismo y descubre cómo podemos simplificar este proceso para ti.